Poema Rudyard Kiplig

Elige el color de tu pared:


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
* Selecciona el color, medida y resto de opciones que quieres para tu vinilo:

Poema Rudyard Kiplig

Vinilos decorativos personalizados con poema de Rudyard Kipling

Más detalles

41,28 € IVA incluido

  • Mate
  • Brillo

Más Detalles

Vinilos decorativos personalizados con un poema de Rudyard Kipling para decorar paredes con textos. Pegatinas para paredes con texto de Kipling.  

Con estos vinilos decorativos con poema de Kipling puedes decorar con un toque especial tus paredes y darles un estilo único y personal.

Una vez colocados, los vinilos decorativos de texto con el poema de Rudyard Kipling quedan sin fondo y sólo queda el diseño con la frase colocada sobre la pared.

Los colores de los vinilos decorativos del poema de Rudyard Kipling que aparecen en está simulación son una aproximación a su color real y pueden variar en función de la calibración de su monitor.

En algunos vinilos decorativos el corte en espejo esta concebido para su aplicación en cristal, sobretodo los que llevan textos. Al colocarlos sobre el interior del cristal con el corte en espejo, el texto se leerá bien desde el exterior.

En otros casos, el corte en espejo sirve para cambiar la orientación del vinilo y acoplarlo de la mejor forma posible a la pared donde se quiere colocar.

Vinilos decorativos de texto con el poema de Rudyard Kipling para decoración de paredes de forma original, recomendado para superficies lisas. Son muy sencillos de colocar, y la colocación es muy limpia y rápida. 

Texto del poema: 

Cuando vayan mal las cosas,
como a veces suelen ir;
cuando ofrezca tu camino
sólo cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber
pero mucho que pagar,
y precises sonreír
aun teniendo que llorar,
cuando ya el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,
descansar acaso debes...
pero nunca desistir!
Tras las sombras de la duda,
ya plateadas, ya sombrías,
puede bien surgir el triunfo,
no el fracaso que temías,
y no es dable a tu ignorancia,
figurarse cuan cercano,
puede estar el bien que anhelas
y que juzgas tan lejano,
lucha, pues por más que tengas
en la brega que sufrir.
¡Cuando todo esté peor,
más debemos insistir!

Rudyard Kipling